Mi nombre es Manu y practico Estiramientos de Cadenas Musculares

Este es el testimonio de un deportista que aporta mucha información sobre los beneficios de practicar la actividad de Estiramientos de Cadenas Musculares.

«Mi nombre es Manu. Hace unos cuantos años que practico deporte de forma intensa, disfrutándolo mucho, a pesar de los esfuerzos que me suponía al tener que conjugar vida personal, laboral y familiar.

Pero, durante el año 2014, comencé a tener muchas molestias en la zona lumbar preparándome para el objetivo deportivo que tenía a principios de julio. Desgraciadamente, la semana previa a la prueba, los dolores se incrementaron y después de la competición, esos dolores fueron pasando al psoas, cadera, glúteo, rodilla, etc.

“Hernia con rotura anular en L4-L5 y protusión con signos de rotura en L3-L4” fue el diagnóstico de la resonancia magnética. En mi caso, recurrí a la medicina tradicional, teniendo una experiencia negativa, ya que ninguno de los tres traumatólogos a los que fui no me dieron ningún tipo de solución. Simplemente, que debía esperar y que, con el tiempo, tendría que operarme.

Sin embargo, gracias a mi osteópata, conocí la técnica de Jorge Ramón Gomáriz denominada Estiramientos de Cadenas Musculares y mis sensaciones cambiaron desde el primer día, en el que sentí liberación, amplitud, etc. Pondré como ejemplo que, al día siguiente de haber asistido a las clases dirigidas, noté que había crecido un dedo ya que al ducharme mi cabeza pegaba contra el telefonillo de la ducha cuando normalmente no pasaba.

Después de un mes practicando los estiramientos, tanto en casa siguiendo una rutina fija diaria, como en las clases dirigidas, no recuerdo estar tan bien de la espalda. Mi hernia sigue ahí, pero al menos me respeta».