Tratamiento de la Articulación Temporomandibular

La articulación temporomandibular (ATM) es una parte de nuestro cuerpo que utilizamos para masticar, abrir y cerrar la boca, tragar, hablar o bostezar. Se localiza por delante del oído y está formada por la mandíbula y el hueso Temporal.

Entre estos huesos se encuentra un menisco cuya función es evitar el roce entre ellos y permitir el movimiento armónico y fluido de la mandíbula. Cuando este menisco no cumple su función correctamente aparecen crujidos al abrir o cerrar la boca.

Una disfunción de la ATM consiste, básicamente, en la presencia de alteraciones en alguno de los elementos que componen el sistema masticatorio (dientes, encías, mandíbula, maxilar, articulación y menisco, músculos…) que a su vez, rompe el equilibrio y obliga a los otros a adaptarse al cambio.
En la mayor parte de los casos, están producidas por malos hábitos de masticación, por malos hábitos posturales, por defectos de nacimiento o traumatismos.Sin embargo, también es posible que estas enfermedades tengan su causa en el desgaste de alguno de los elementos del sistema masticatorio, como los dientes o los cartílagos y huesos de la articulación.

El dolor de mandíbula es uno de los síntomas más característicos de la disfunción de la ATM, aunque también pueden aparecer otros síntomas relacionados como por ejemplo: crujidos al abrir la boca, dolores cervicales, dolores de oído, cefaleas, mareos, vértigos, acúfenos, trastornos digestivos o incluso parálisis facial.
Cuando tratamos un problema en la ATM, vamos a realizar técnicas que disminuyen el dolor en la mandíbula y las partes de su alrededor para restablecer su función normal. A través de la terapia manual sobre los tejidos blandos y las estructuras articulares, la ATM mejora su movilidad, se reduce o elimina la inflamación y desaparece el dolor.

Además, podemos hacer un tratamiento preventivo para conseguir una mayor adaptación del paciente después de intervenciones odontológicas (cirugías, ortodoncias, implantes…) y en casos de Bruxismo, antes y después de poner una férula.

Una vez analizado y tratado el trastorno, en Stillness Espai de Salut derivamos al paciente si es necesario a alguno de los centros odontológicos con los que colaboramos, puesto que entendemos la estrecha integración que debe darse entre estas especialidades.