Fisioterapia

La dolencia más habitual que tratamos con Fisioterapia es el dolor de espalda, ya que gran parte de la población lo sufre y es un problema que cada día afecta a más personas. Causado por contracturas, hernias discales, tensión por estrés, traumatismos, artrosis, sedentarismo, obesidad, actividades físicas mal programadas y ejecutadas… muchas pueden ser las causas, y es por este motivo, por el cual en la clínica nuestros fisioterapeutas realizan un abordaje integral del dolor de espalda.

A través de la anamnesis se averigua cuál o cuáles son las causas que provocan el dolor del paciente, y después se trata con las técnicas manuales adecuadas en cada caso, que tienen como objetivo aliviar el dolor y restablecer la función del paciente. Para conseguir este objetivo, además se aconsejan, si es necesario, ejercicios para hacer en casa o en la clínica.

Otras patologías músculo esqueléticas que tratamos con fisioterapia son: traumatismos, esguinces, roturas fibrilares, tendinopatias, recuperación post fracturas y post quirúrgicas.

La fisioterapia neurológica también es muy importante, va encaminada al tratamiento de las alteraciones debidas a una afectación del sistema nervioso central o periférico. Está indicada por ejemplo en pacientes después de un Ictus, parálisis cerebral, Parkinson, Esclerosis Múltiple, ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) etc.
Tiene como objetivo mejorar la calidad de vida del paciente, y para ello las técnicas fisioterápicas irán dirigidas a mejorar la calidad y la eficacia de los movimientos, el control postural, la marcha, la estabilidad, reducir la espasticidad, los temblores, el dolor, la fatiga y a la búsqueda de la autonomía y la independencia en la vida diaria.