Drenaje Linfático Manual

El drenaje linfático manual es una técnica que hay dentro de las muchas aplicadas en mesoterapia. Con este tipo de drenaje, el terapeuta trabaja con las manos sobre el paciente, para activar el sistema linfático superficial siguiendo la corriente de los conductos de dicho sistema y estimularlo para que el líquido que les sobra a las células se elimine mejor.

Indicado para muchas enfermedades, sobre todo del ámbito de la estética, el drenaje linfático manual es muy útil para tratar el acné, la celulitis, edemas faciales, varices, etc…además de dolencias como fibromialgias, artritis, artrosis o úlceras en las extremidades inferiores,
principalmente.

Para entender mejor en qué consiste este tratamiento, es necesario explicar qué es la “linfa”, que se trata sencillamente del líquido que transporta nuestro sistema linfático igual que la sangre es transportada por el sistema circulatorio.

La linfa lleva líquido que sobra de lo que le entra a la célula cuando comemos y lo que la célula expulsa. Es decir, se encarga de llevar sustancias de desecho al sistema circulatorio para que el organismo los elimine totalmente. Pero cuando el sistema linfático no puede hacerlo, se producen edemas o cualquier clase de retención de líquidos. Así que el drenaje linfático manual activa la circulación de esa linfa, para que los líquidos y sustancias que circulan por ella, no se estanquen.